Los ocupamos todos los días: en nuestros teléfonos móviles, notebooks, tablets y cámaras fotográficas, entre otros. Desde hace unos años, han estado presentes en nuestro día a día, sin embargo, no todos están conscientes de su importancia en la actualidad… Hablamos de los Lantánidos, un grupo de elementos minerales altamente requeridos en la elaboración de tecnología de punta.

Los Lantánidos, también conocidos como “Tierras Raras”, corresponden a un grupo de 15 elementos de la tabla periódica -Lantano (La), Cerio (Ce), Praseodimio (Pr), Neodimio (Nd), Prometio (Pm), Samario (Sm), Europio (Eu), Gadolinio (Gd), Terbio (Tb), Disprosio (Dy), Holmio (Ho), Erbio (Er), Tulio (Tm), Iterbio (Yb) y Lutecio (Lu)-, a los cuales se suma el Itrio (Y) y el Escandio (Sc) por sus similitudes químicas.

Estos elementos se caracterizan por ser metales blandos de color gris y brillo intenso, y su nombre deriva de la palabra griega “lanthanein” que significa “escondido”, ya que fueron hallados por primera vez en un lugar oculto de un mineral de Cerio.

Fuente | REE Handbook

Aspecto metálico de las Tierras Raras | Fuente: REE Handbook

Las “Tierras Raras” fueron descubiertas por primera vez a fines del siglo XVIII por el químico, físico y mineralogista Johan Gadolin. En 1792, el experto finlandés recibió una muestra de un mineral pesado y oscuro que se encontró en una mina de la aldea sueca de Ytterby, en cercanías de la capital Estocolmo.

Con dicho mineral, Gadolin realizó diversos experimentos hasta que logró aislar un óxido al cual denominó Yttria. Paralelamente, en esa investigación el químico consiguió aislar el trióxido de itrio, llegando a obtener el óxido de itrio que se convirtió en el primer compuesto conocido de “Tierras Raras”.

En agradecimiento a sus hallazgos, posteriormente el mineral pesado investigado por el químico fue denominado Gadolinita y el óxido de Gadolinio fue nombrado gadolinia en su honor, informó la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos (NCBI).

¿Por qué se denominan “Tierras Raras”?

Muchas personas suelen asociar la denominación “Tierras Raras” al hecho de que los Lantánidos son elementos misteriosos o extraños, no obstante, eso está lejos de ser verdad.

Según cuenta la historia de estos elementos, a los Lantánidos se les llama de este modo debido a que se encuentran en forma de óxidos (antiguamente denominados “tierras” en lenguaje químico especializado) y a que cuando se acuñó el nombre estos elementos eran muy escasos para ser explotados comercialmente.

Otros afirman que este nombre data de principios del siglo XX, “debido a que eran elementos difíciles de separar de los minerales que los contienen y porque raramente se les daba una utilidad”, señaló la Universidad Nacional de Salta (UNSA) de Argentina en uno de sus artículos.

“Aunque la calificación ‘Tierras Raras’ nos podría hacer pensar que son elementos con escasa abundancia en la corteza terrestre, esto no es así. Algunos elementos como el Cerio, el Itrio y el Neodimio son más abundantes que el Plomo; el Tulio, el más escaso de las tierras raras, es aún unas 200 veces más abundante que el Oro o el Platino. Lo raro, en realidad, de estos elementos son los depósitos minerales concentrados y de grandes dimensiones en donde los minerales que los contengan puedan ser extraídos por métodos de minería convencional y de forma sustentable”, agregó la UNSA.

Junto con recibir esta denominación, tras ser descubiertos los Lantánidos fueron clasificados en dos grandes grupos de acuerdo a su masa atómica: “Tierras Raras Livianas” (TTRRL) -Lantano, Cerio, Praseodimio, Neodimio, Prometio, Samario, Europio- y “Tierras Raras Pesadas” (TTRRP) -Gadolinio, Terbio, Disprosio, Holmio, Erbio, Tulio, Iterbio, Lutecio-.

En la actualidad las TTRRP son las más requeridas a nivel mundial, debido a que son las más escasas, y a que se usan principalmente en la fabricación de láseres y equipos de alta tecnología como notebooks, tablets, smartphones y televisores, por nombrar algunos.

Lantánidos, los “Elementos del Futuro”

Como se ha señalado anteriormente en este artículo, los Lantánidos son elementos químicos muy importantes en la actualidad debido a que están incorporados en múltiples productos electrónicos que complementan nuestro diario vivir.

Pero además, las “Tierras Raras” sirven constatemente al desarrollo de nuevas tecnologías y tratamientos vitales para la humanidad: desde el mejoramiento de las turbinas de los aviones, mediante el uso de magnetos de alta calidad que usan algunos de estos elementos, hasta métodos médicos que permiten tratar enfermedades como los cálculos urinarios (ver anexos).

Por todo lo anterior, y considerando que China concentra actualmente entre el 90% y 95% de su producción total, estos elementos son cada vez más estudiados y requeridos por diversos países a nivel mundial.

En este contexto nace Minera BioLantánidos, proyecto inédito que se convertirá en el primero en desarrollar el mercado de los Lantánidos a nivel nacional y sudamericano.

ANEXOS

Imagen: Minera BioLantánidos

Imagen: Minera BioLantánidos

Imagen: Minera BioLantánidos

Imagen: Minera BioLantánidos

Imagen: Minera BioLantánidos

Imagen: Minera BioLantánidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *